Los piratas marítimos contemporáneos


En la actualidad la palabra “piratería” podría remitir más comúnmente a las actividades ilegales en las redes digitales de información: robo de identidad, de datos, apropiación ilícita de bienes intelectuales, de obras artísticas y un largo etcétera. O bien referirnos a una idea romántica ofrecida por Hollywood donde un grupo de navegantes viven un sinfín de aventuras sorteando los mares del pasado en busca de su botín.

Sin embargo, la piratería marítima sigue siendo un costoso problema que poco tiene de fantástico. Alrededor de este fenómeno se dan situaciones de extrema violencia, lamentables costos humanos y millonarias pérdidas económicas. Para entender cómo opera en la actualidad, es necesario hacer un balance geopolítico y tecnológico con el fin de implementar acciones de prevención y compensación de pérdidas por parte de Estados y organismos internacionales. En esta estructura la industria aseguradora ha tenido un papel constante , basta mencionar que el concepto moderno de seguro nació en relación con la navegación hace alrededor de 650 años en los puertos mediterráneos.[I]

"Parte del deber de una aseguradora es alertar a gobiernos y organismos sobre el aumento de riesgos", comenta Xavier Pazmiño, Vicepresidente de la línea de Marine de Chubb América Latina, afirmando el papel fundamental que esta industria tiene más allá de vender coberturas frente a un peligroso fenómeno de escala global.[II]


Los piratas en el mundo

La definición de piratería marítima dada por la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos de Mar, se refiere principalmente a los hechos delictivos donde se violenta una embarcación con el fin de robar la nave, el cargamento que lleva, o secuestrar a la tripulación y pedir rescate.[III] Cabe señalar que la definición específica se refiere al acto que es cometido en alta mar fuera de la jurisdicción de algún Estado, pero los incidentes dentro de aguas territoriales son igualmente costosos, por lo que hay que considerarlos bajo el mismo concepto.

La expansión del libre mercado por el mundo, junto al surgimiento de nuevas zonas económicas en auge, han hecho que el comercio marítimo opere con gran empuje y sofisticación, lo que implica mayor atractivo para los piratas contemporáneos. A nivel global los costos ocasionados por la piratería marítima están entre los 7 mil y los 12 mil millones de dólares, lo que representa entre el 0.6% y 0.7% del valor facturado del comercio marítimo internacional.[IV]

En la Figura 1 se puede observar la distribución de estas pérdidas ocasionadas por la piratería.

Figura 1. Fuente[V]

Los actos de piratería se concentran principalmente en las costas de África y en el sudeste asiático.[VI] La operación criminal en esas aguas es especialmente delicada ya que implica complejas organizaciones delictivas que son capaces de detener grandes embarcaciones, desviar su curso y mantener su carga y tripulación secuestradas.

En la Figura 2 se puede observar la incidencia de actos de piratería a nivel global.

Figura 2. Fuente: Bergen Risk Solution.[VII]


En las aguas latinoamericanas

En comparación con las zonas geográficas antes referidas, la situación de América Latina puede parecer menos grave, sin embargo, existe un grado de incidencias considerable, con el peligro de crecer hasta convertirse en un problema mucho mayor. La Organización Marítima Internacional alerta sobre esta posibilidad, registrándose mayores incidentes en Brasil y Venezuela.[VIII]

En el contexto de la región no observamos la complejidad de las organizaciones criminales que operan en otros mares, más bien son actividades de bandas reducidas en puertos, aguas costeras y afluentes hídricos. Sus objetivos se concentran en el robo de mercancía, en el caso de buques aparcados en puertos, o bien el allanamiento de embarcaciones turísticas y de placer para el robo de bienes a pasajeros y tripulación.

El caso de Brasil es paradigmático. El río Amazonas es un colosal afluente hídrico que conecta una serie de poblados en el corazón de este país. En sus orillas viven cerca de 25 millones de personas, de las cuales 2 millones se concentran en la ciudad de Manaos, asimismo la zona presenta considerables niveles de pobreza. El río es la vía de transporte más utilizada por la población local y muchas embarcaciones turísticas, además de las utilizadas en actividades del narcotráfico. Los robos son comunes en toda escala y pueden alcanzar embarcaciones de 260 pasajeros que son despojados de forma violenta de sus pertenencias.[IX]

Xavier Pazmiño, de Chubb América Latina, considera que situaciones como las antes referidas pueden contarse como incidencias mayores y que, desafortunadamente, se están viendo cada vez más ataques a embarcaciones de placer, turísticas y de transporte civil. Es de temer que el secuestro de personas pueda emerger, tarde o temprano, como otra actividad delictiva relacionada.


El seguro frente a la piratería

Ante la realidad de que las aguas de América Latina no están del todo resguardadas para enfrentar el panorama delictivo que se prevé, la industria aseguradora juega un papel crucial para que la economía marítima siga siendo un importante elemento de desarrollo.

Las pólizas de seguro que intervienen en una travesía marítima son cuatro:[X]

  • Para la carga.
  • Daños a la estructura de la nave.
  • Protección e indemnización (daños a terceros y daños ambientales).
  • Daños personales y robos.

Pero en un contexto más amplio habría que añadir coberturas extra por riesgos de piratería en estos rubros:[XI]

  • Navegar por zonas de guerra.
  • Secuestros de tripulación.
  • Primas por la carga.
  • Primas por el buque.

Se estima que el costo por primas adicionales referentes a la piratería alcanza hasta los 3,200 millones de dólares al año.[XII]

El papel de la tecnología en la navegación de nuestros días, si bien es un factor que facilita la delincuencia cibernética relacionada con la piratería, también puede ser una invaluable aliada en el monitoreo de rutas, actividades en la nave y rastreo de embarcaciones irregulares para definir mejor los instrumentos aseguradores, comenta Xavier Pazmiño.


Entre los océanos

América Latina tiene su historia enclavada entre los mares, ruta fundamental para el desarrollo de la modernidad siendo puente entre los más grandes océanos y continentes, lugar que conserva al día de hoy.

La colaboración entre Estados e industria aseguradora es fundamental para que el empuje económico que tiene nuestra región siga en ascenso. Con la ampliación del canal de Panamá en años recientes, y el constante surgimiento de puertos cada vez más avanzados en nuestros países, hay un panorama muy alentador si es que se toman las medidas adecuadas ante el reto que la delincuencia en los mares representa.


Bibliografía y fuentes

[i] El primer contrato documentado hasta hoy data del año 1347 en Génova, Italia. Fuente: Redacción. Los seguros marítimos, los más antiguos que existen con origen documental en el siglo XIV. Faro de Vigo, España. 6/oct/2014.
[ii] Entrevista a Xavier Pazmiño, Vicepresidente del área Marine de Chubb América Latina. Diciembre 2017.
[iii] Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos de Mar. Art. 101 Constituye piratería cualquiera de los actos siguientes:

  1. Todo acto ilegal de violencia o de detención o todo acto de depredación cometidos con un propósito personal por la tripulación o los pasajeros de un buque privado o de una aeronave privada y dirigidos:
    1. Contra un buque o una aeronave en la alta mar o contra personas o bienes a bordo de ellos;
    2. Contra un buque o una aeronave, personas o bienes que se encuentren en un lugar no sometido a la jurisdicción de ningún Estado;
  2. Todo acto de participación voluntaria en la utilización de un buque o de una aeronave, cuando el que lo realice tenga conocimiento de hechos que den a dicho buque o aeronave el carácter de buque o aeronave pirata;
  3. Todo acto que tenga por objeto incitar a los actos definidos en el apartado a) o en el apartado b) o facilitarlos intencionalmente.

[iv] Abraham Santamaría Barraza. La piratería y su impacto en el comercio marítimo internacional del siglo XXI. Universidad Católica de Santa María la Antigua. Panamá. 2016.
[v] Íbidem.
[vi] Redacción. Transporte marítimo y piratería. Transporte y Logística Internacional. 2016
[vii] Íbidem.
[viii] Redacción. La piratería ahora también navega en aguas latinoamericanas. Marco Trade News. 6/oct/2011.
[ix] Simón Romero. "No hay ley en el Amazonas": Los piratas del Río causan terror en Brasil. The New York Times. 24/nov/2016.
[x] Entrevista a Javier Pazmiño, Vicepresidente del área Marine de Chubb América Latina. Diciembre 2017.
[xi] Abraham Santamaría Barraza. La piratería y su impacto en el comercio marítimo internacional del siglo XXI. Universidad Católica de Santa María la Antigua. Panamá. 2016.
[xii] Íbidem.