Seguros especializados en pymes

El papel que juegan las pymes para la economía en América Latina es de primer orden. Este sector representa el 90% de las empresas y aporta en promedio una cuarta parte del PIB[i] de la región. Sin embargo, las empresas aseguradas aún son una minoría.

Las micro, pequeñas y medianas empresas son un sector económico sinónimo de iniciativa empresarial y creación de empleo que enfrentan retos que deben vencer para continuar su crecimiento.

Los primeros años de vida de una pyme son los más frágiles. Esto se debe a múltiples factores, lo cierto es que en Colombia[ii] y en México[iii], alrededor de 20% de ellas logra sobrepasar el tercer año de vida. En Chile, 60% desaparecen antes de cumplir los siete años.

Estas empresas son un grupo muy dinámico en la economía regional. Sus índices de nacimiento son altos lo mismo que su extinción, por ello la supervivencia se vuelve un asunto clave. Apuntalar su crecimiento implica también protegerlas de cualquier imprevisto.

El punto nodal de toda eventualidad es que interrumpe los ingresos; entre mayor sea el lapso de suspensión de flujo, es mayor el riesgo de mortalidad. Para ello la prevención puede representar la diferencia entre la vida, una larga suspensión o la muerte.

La cultura del seguro en las pymes está en ciernes, tal vez por eso el mercado asegurador ha puesto foco en ofrecer pólizas con coberturas específicas, que se adaptan a necesidades de este sector poniendo a su disposición productos que respalden aspectos sensibles para las empresas.


Clasificación de las pymes

De acuerdo a cada país, los requisitos del Gobierno para considerar a una empresa como pyme varían. En Argentina, [v] Brasil,[vi] Colombia[vii], y Panamá[viii] el criterio se basa en el rango de ingresos anuales, mientras que en Chile,[ix] Ecuador,[x] México[xi] y Puerto Rico,[xii] además de este criterio se toma en cuenta la cantidad de trabajadores.

Cabe aclarar dos puntos. El primero es que en el caso de Perú, una reforma en el 2013[xiii] dejó sólo la base de ingresos anuales y dejó de considerar el número de empleados dentro de su clasificación. El segundo es que los datos ofrecidos por el Gobierno de Ecuador[xiv] no especifican valores para clasificar una pyme. Los datos obtenidos provienen de estudios académicos.[xv]

 


El seguro, un respaldo para las pymes

El objetivo principal del seguro para pymes es garantizar que los ingresos no se interrumpan. Además el instrumento busca respaldar la plena operación protegiendo los elementos que componen la empresa.

En términos generales, estas coberturas se clasifican en cinco tipos: de patrimonio, de seguro de transporte, de accidentes a empleados de la empresa, de riesgos a terceros y de errores y omisiones.

En México, durante el 2016, las empresas medianas aseguradas representaron el 35%, las pequeñas fueron el 5% y las microempresas sólo el 2%. De estas últimas, 60% estuvieron expuestas a sufrir un siniestro en el primer año de vida.[xvi]La respuesta a las necesidades por parte de la industria aseguradora ha sido gradual pero sin pausa. Se han adaptado de tal forma que incluso los cobros de la prima pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, de acuerdo a las necesidades y a la capacidad de crecimiento de la pyme.


De lo básico a lo flexible

Entre el sector de las pymes, los seguros materiales y de responsabilidad civil son los más comunes. El primero puede cubrir flotas de autos y maquinaria. El segundo cubre los daños que pudiera sufrir un tercero a causa de la operación propia de la empresa.

Más allá de estas coberturas básicas, el seguro para pymes puede ampliarse a aspectos más específicos como la responsabilidad en errores u omisiones causadas por un profesional de acuerdo a su actividad. Médicos, despachos de abogados o bufetes de arquitectos pueden ser buenos candidatos para este tipo de seguros.

Asimismo, cada vez más compañías aseguradoras ofrecen un producto dirigido a directores y gerentes. Se trata de un seguro que cubre cualquier omisión del personal directivo que ponga en riesgo el patrimonio de la empresa ante una demanda de terceros, incluso de los propios accionistas. Por lo general este producto es adquirido por empresas grandes, pero la demanda entre las medianas va en aumento.

Fernando Hambra, Regional SME Manager Commercial P&C de Chubb América Latina, explica que a las pymes ya se les ofrecen una serie de productos especiales debido a las variables de asegurabilidad que reúnen. “Una pyme está siendo considerada en su nivel de asegurabilidad como una empresa grande debido a que las variables que se le pueden ofreces son infinitas”, [xvii] señala.

En el caso de las pymes, el especialista explica que la industria aseguradora se ha adaptado a tal grado que hoy en día resulta muy sencillo ampliar el seguro para este sector.


Ampliación y especialización

Las coberturas para pymes podrían englobarse en cinco grandes grupos, de acuerdo a los aspectos de la empresa que atienden. En cada grupo hay múltiples variables conforme a las necesidades del negocio.

Patrimonio. Dentro de este grupo están, entre otros, los seguros de rotura de maquinaria que cubren el daño ocasionado por los paros en la producción debido a la maquinaria dañada. Este seguro técnicamente llamado lucro cesante por rotura de maquinaria, protege de las pérdidas comprobadas por el lapso en que afectó la falla a la empresa. Dentro de este grupo están también las coberturas por daños a las herramientas especializadas, que no se acoplan del todo a una cobertura estándar, pues en ocasiones los instrumentos de trabajo son utilizados fuera de la empresa.

Entre las variables que las aseguradoras toman en cuenta al momento de asegurar el inmueble es el propietario, que puede ser el dueño de la pymes o un externo que lo rente.

Seguro de transporte. Este tipo de coberturas va en crecimiento en empresas que requieren protección para el transporte específico de cierta maquinaria o mercancía producida, por lo general cubre daños por robo y volcadura o incendio del vehículo.

Accidentes a empleados de la empresa. En este tipo de cobertura se incluyen los accidentes relacionados con la actividad laboral dentro de la empresa. En algunos casos, las cláusulas pueden especificar si la cobertura incluye los percances sufridos por los empleados fuera de la empresa, desempeñando alguna actividad relacionada con su trabajo.

Riesgos a terceros. Este tipo de seguros cubre la responsabilidad legal de la empresa ante accidentes causados a terceros, como puede ser un proveedor o un cliente que de forma fortuita sufriera una caída dentro del inmueble.

Errores y omisiones. En este grupo estarían las coberturas ya mencionadas que se relacionan con los errores por parte del personal de la empresa que afecten a clientes de la misma.


Las pymes y la legislación

En América Latina existe un impulso hacia las pymes. Los gobiernos de cada país cuentan con recursos materiales y humanos destinados a atender este sector. Desde esta perspectiva, los países están homologando la legislación para los seguros obligatorios.

Para Fernando Hambra esto ayuda al crecimiento del mercado asegurador, pero existe un común denominador que las pymes deben cumplir para recibir los beneficios. Se trata del registro formal de las empresas. En este sentido, señala el especialista, los gobiernos están actuando para promover la legalidad, pues es a partir de ahí que se puede proporcionar el apoyo. Y entre los beneficios que pueden recibir está la cobertura por parte de las aseguradoras. [xviii]

“Todo debe correr por el lado formal”, señala Hambra, “las aseguradoras no cubren la economía informal. Las empresas que trabajan fuera de la formalidad pierden el derecho de tener por ejemplo un seguro de desempleo o de responsabilidad civil”. Esto trae consecuencias tan graves como no poder hacer frente a un siniestro si no se cuenta con un patrimonio declarado de acuerdo a las legislaciones locales. [xix]


Los commodities, una punta de lanza

Los commodities son productos de gama básica con poca diferenciación. Dentro de la industria aseguradora serían los seguros de daños materiales y los de responsabilidad civil, que ofrecen las coberturas más “elementales” para una empresa que busca crecer. Debido a la demanda creciente de estos productos, las aseguradoras se enfocan en ellos para enseguida ofrecer una diversificación dirigida hacia necesidades más específicas.

Por esta razón, los commodities son la punta de lanza para que una pyme inicie en el camino de los seguros. A partir de ahí comienza la diversificación que puede ser mediante los diferentes canales de distribución, que pueden ser los bancos o los agentes, entre otros.

Como parte de la diversificación, una de las estrategias más comunes empleadas por las aseguradoras es el cross-selling interno, que consiste en ofrecerle al asegurado, después de las coberturas dadas por los commodities, seguros adicionales como el de transporte, entre otros. Esta estrategia ha permitido el crecimiento del mercado asegurador en la pequeña y mediana empresa.


En busca del seguro más adecuado

El punto de partida para establecer cuál es el seguro más adecuado para una pyme es determinar el enfoque de desarrollo que se busca para la empresa. El criterio inicial es proteger el capital del negocio. Una buena asesoría sería deseable para determinar el camino a seguir, con base en las necesidades propias del asegurado.

Entre los productos básicos está el seguro de responsabilidad civil a terceros, para luego revisar la factibilidad de seguros especiales ya mencionados. En este aspecto, ampliar la cobertura por medio de otros productos suele ser un proceso flexible que otorgan las aseguradoras hacia las pymes.


Canales y lealtad

No existe un canal claramente predominante para los productos dirigidos a las pymes, sino que están distribuidos entre varias alternativas como lo son los bancos, las aseguradoras, el bróker tradicional y los pequeños y medianos productores o agentes.

Estos últimos se caracterizan porque suelen ofrecer una atención más diferenciada, rasgo que a veces la pyme busca, pues el trato puede ser más cercano. Sin embargo, la lealtad se establece con quien ofrece el producto, cualquiera que éste sea, puntualiza Fernando Hambra. “El planteamiento de un seguro se hace de buena fe, por lo tanto se establece vínculo de confianza con el asesor, bróker o el banco”, aclara. [xx]


Pymes y tecnología

El comercio electrónico en América Latina podría llegar a 100 mil millones de dólares en el 2018, según un estudio auspiciado por la firma Paypal. [xxi] Esta cifra representa un incremento de 177% en relación con 2014. La causa principal sería el aumento de la conectividad en los países de la región así como el acceso a dispositivos inteligentes.

También llamado e-commerce, este sector de la economía no deja fuera al mundo de las pymes. En este sector, el uso de las herramientas digitales crece a un ritmo de 17% anual con una penetración en volumen de 25 mil millones de dólares. Según especialistas, cerca del 55% de las pymes usan internet en su operación.[xxii]

Este tipo de empresas están mejorando el uso de su tecnología con herramientas digitales que hoy en día se vuelven un requisito para el crecimiento en cuanto al servicio que pueden prestar. Digitalizar la forma de pago, emitir facturas electrónicas y la creación de una página web son herramientas indispensables para una dinámica operación de estas empresas. Al menos para las que quieren dar el paso a su etapa digital.


Penetración en la pymes

Las compañías aseguradoras se han adaptado cada vez más a las necesidades de las pymes, sin embargo el porcentaje de penetración aún oscila entre el 20% y 30% en la región. Entre los factores que influyen en la adquisición de estos productos se pueden contar la cultura financiera del empresario latinoamericano así como la fortaleza económica de cada país.

Otros elementos que también pueden influir son el nivel de inseguridad de cierta zona y el grado de vulnerabilidad de ciertos negocios en particular.

Con todo esto, la industria aseguradora enfrenta retos para incrementar el nivel de penetración del mercado de las pymes. En concreto, deberá ofrecer servicio, así como productos alternativos e innovadores. También debe seguir trabajando en mejorar la tecnología a través de canales digitales y mantener la flexibilidad en el desarrollo de productos.


[i] Oficina Internacional del Trabajo (OIT).Informe IV. 104 reunión, 2015. Pequeñas y medianas empresas y creación de empleo decente y productivo, p. 17 Consultado en http://bit.ly/2oYFyUF
[ii] Portal Dinero.com. “Por qué fracasan las pymes en Colombia”. 9 de febrero de 2015. Consultado en http://bit.ly/1Q8crCO
[iii] Carbajal, Braulio. “Los seguros pueden ser el salvavidas de una pyme”. Milenio Diario. 12 de marzo del 2017, p. 22. Consultado en http://bit.ly/2p4y96d
[iv] Flores Toledo, Tamara. “Cómo nacen, viven y mueren las empresas en Chile”. Portal La Tercera. 10 de noviembre de 2014. Consultado en http://bit.ly/2rtctBp
[v] Portal del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana. 31 de marzo de 2017. Consultado en http://bit.ly/2qYwW28
[vi] Boletín de la Cámara de Asociaciones Comerciales y Empresariales de Brasil. “Perfil de las pymes en Brasil”. Consultado en http://bit.ly/2s1cNc3
[vii] Portal del Banco de Comercio Exterior de Colombia. “Clasificación de empresas en Colombia en 2017”. Consultado en http://bit.ly/2ayo5gU
[viii] Portal de la Autoridad de la Micro, Mediana y Pequeña Empresa de Panamá. Gobierno de la República de Panamá. “Clasificación de las empresas”. Consultado en http://bit.ly/2r2zasv
[ix] Portal de la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. “Estatuto de las pymes”. Consultado en http://bit.ly/2qTIgZx
[x] Portal Comercio y Medio Ambiente de la ONU. “Pyme Ecuador”. Consultado en http://bit.ly/2sAkO4B
[xi] Diario Oficial de la Federación. Reglas de Operación del Fondo de Apoyo para pymes. México. 23 de diciembre de 20122. Consultado en http://bit.ly/2qYl7ZL
[xii] Portal Fuerza pymes Puerto Rico. Consultado en http://bit.ly/2rxN7m1
[xiii] Portal Mi empresa propia. “Promulgan Ley Nº 30056 que modifica la actual Ley MYPE y otras normas para las micro y pequeñas empresas”. Perú 24 de septiembre de 2016. Consultado en http://bit.ly/2s0PMpJ
[xiv] Portal Ekos Negocios. Ecuador, 20 de septiembre de 2016. Consultado en http://bit.ly/2sVe0yU
[xv] Revista Perspectiva. IDE Business School, Ecuador. Consultado en http://bit.ly/2rYHQFw
[xvi Carbajal, Braulio. Milenio Diario. 12 de marzo del 2017, p. 22. Consultado en http://bit.ly/2p4y96d
[xvii] F. Hambra Regional SME Manager Commercial P&C de Chubb América Latina. Entrevista personal, 25 de mayo de 2017.
[xviii] Íbid.
[xix] Íbid.
[xx] Íbid.
[xxi] Cancino, Héctor. “Radiografía al e-commerce en Latinoamérica: cuánto compra mi país. Portal América Economía. 4 de junio de 2015. Consultado en http://bit.ly/1GmuSTt
[xxii] F. Hambra. Íbid.